Cuidado y meditaciones en Aix-en-Provence, París y a distancia

Consulta en Paris el 1 y 2 de febrero 2017

La biografía de Fabrice Splinder

El descubrimiento de mi camino espiritual

Hola. Mi nombre es Fabrice Splinder. Soy signo Acuario ascendente en Géminis, y con la Luna en Escorpión. Con este potencial era obvio que algún día iba a caminar en senderos espirituales. Nací en una de las ciudades más bellas de Francia "Aix-en-Provence" con solo un título en negocios, además algo me decía que los temas comerciales serian provechosos para mi. Mis intereses eran materiales y los relacionados al dinero (como muchos otros). Decidido a enfrentar los desafíos, me establecí en China durante 13 años. El éxito llegó cuando me asocié a Dominique Auzias, fundador de las guiasPetitFuté. http://www.petitfute.com en el año 2000. Paralelamente, me interesaron temas relacionados a la política para convertirme, unos años mas tarde en el vicepresidente mas joven de la cámara de comercio e industria de Francia en Pekín. (de 2003 a 2006) http: // www. ccifc.org.

 

Seguí desarrollándome profesionalmente con la creación de la CámaraJúnior (JCE) de Beijing. Institución Francesa que ayuda a los empresarios a establecerse en China. Para poder manejar mi estrés, comencé a meditar, poco a poco, practicando diariamente. En el año 2008, esta nueva pasión cambio totalmente mi vida, sentía que empezaba a cambiar y ya no era el mismo. Tenia que ayudar a cambiar el mundo. Empecé a sentir un deseo profundo por ayudar a los demás, al mundo, a los niños mas necesitados…..y esto me hizo darle un sentido a mi existencia. La abertura en Hong Kongesta vez de la nueva JCE,le di un enfoque más social y comencé a recaudar fondos para varias asociaciones. Incluyendo uno que ayuda a huérfanos en Hong Kong y también en la India. Durante nuestro viaje a Calcuta, Dominique Lapierre me enseño una frase de la Madre Teresa de Calcuta, la cual quedaría grabada por siempre en mi corazón “si salvas a un niño, salvas al mundo”. En el año 2011, decidíregresar a Francia donde aprendí varias técnicas de sanación y chamanismo. Empecé a sanar dolores de cabeza de mis amigos y esta sensación fue cada vez incrementándose. Mientras más ayudaba a sanar más me podía desarrollar. Sentí realmente una conexión con el universo. Másallá de las técnicas utilizadas, este don se manifestaba cada vez más y se volvió omnipresente.